¿Cómo conocer lo que quieren tus clientes?

Desde hace unos meses, la señora Julia decidió emprender y montó un pequeño negocio dedicado a la venta de chocolates. Inició con gran éxito, pero, con el pasar de los meses, sus ventas disminuyeron ¿Qué ocurrió? Si Julia cuenta con excelentes productos, ¿dónde están sus clientes?

Si eres un emprendedor por oportunidad, es probable que hayas detectado una necesidad insatisfecha en el mercado que tu experiencia o conocimientos pueden cubrir. Sin embargo, ¿cómo conquistas a esos clientes?, ¿cómo comprenderlos? y ¿cómo hacer para que permanezcan a tu lado con el pasar del tiempo? Hoy, te ayudamos a resolver estas dudas:

1) Pregunta: Cuando lleguen tus consumidores o cuando los visites, tómate un tiempo para conversar con ellos. Pregúntales qué o cómo quisieran que sea el producto y cuál es su favorito. Escucha sus sugerencias, muéstrate accesible y presta atención a todos aquellos detalles que puedan ayudarte a crecer y optimizar tus ventas.

2) Segméntalos: Con la información que recibas, empieza a formar pequeños grupos de clientes, es decir, a segmentarlos. Sea por edad, zona geográfica, gustos, preferencias, nivel de estudios, etc. Es importante identificarlos y centrar tus esfuerzos en ellos.

3) Piensa en tu negocio como si fuera una persona: Describir a tu empresa como si fuera un individuo, te ayudará a comparar e identificar mejor a tu público. Entenderás con mayor claridad cuál es el producto o servicio que esas personas están buscando. Haz que tus segmentos cobren vida. Esto te permitirá tener éxito en lo que emprendas.

4) Ponte en los zapatos de tus clientes: Visita a tus competidores, investiga y pregunta como un comprador más. Cuando te hacen un pedido, llega un consumidor nuevo o estás en un negocio que no es el tuyo, ¿en qué piensas?, ¿qué sientes?, ¿cómo estas sensaciones podrían ayudarte a mejorar la calidad de vida de las personas que atiendes?. De esta manera, detectarás fácilmente lo que está funcionando y aquello que necesitas cambiar.

5) Analiza y ejecuta: Una vez que tengas un perfil real de tus clientes, podrás tomar mejores decisiones, captarás oportunamente nuevos consumidores e implementarás formas efectivas de comunicarte. Además, te servirá para crear el tipo de promoción que usarás con ellos. Entender estas características te ayudará a mejorar tu propuesta y la atención que brindas.

Ya lo sabes, si logras que tu producto o servicio sea notable, harás que los clientes te tomen en cuenta. Recuerda enfocarte siempre en tus compradores, darte el tiempo de conocerlos, saber más de su entorno, su visión y sus necesidades. Así, tu negocio crecerá sostenidamente.