Cómo hacer que tus anaqueles vendan más

Si se trata de los anaqueles de tu negocio, hay ciertas variables que debes cuidar como: la posición de tus productos, los precios, las categorías, los apoyos visuales, la distribución e iluminación.

Si se trata de los anaqueles de tu negocio, hay ciertas variables que debes cuidar como: la posición de tus productos, los precios, las categorías, los apoyos visuales, la distribución e iluminación.

La posición de tus productos: es importante que planees muy bien dónde colocarás cada cosa. Por ejemplo, si vendes detergentes en bolsa, ponlos de manera vertical; de igual forma, si tus artículos son apilables, en ambos casos, haz que se vea la marca. Recuerda que al tener una bodega, perteneces al sector con mayor penetración en el mercado y eso es gracias a que tus consumidores prefieren la oferta que les brindas. No solo se trata de cercanía, sino que para tus clientes, el tiempo y el dinero valen mucho; y es en tu bodega donde ellos encuentran lo que necesitan fácilmente. Por ello, es vital que todo esté correctamente colocado y ordenado.

Las categorías: otra de las claves para vender más es separar tus insumos por categorías, es decir, las leches con las leches, los detergentes con los detergentes, los fideos con los fideos, etc. Ten en cuenta que es importante tener variedad, pero no mezcles productos. Recuerda que tu bodega, además de verse bonita, debe ser funcional.

Los precios: haz que todos los artículos y promociones estén rotulados. Si se trata de una oferta especial, destácala. Asimismo, tu bodega puede ofrecer un 3×2 o 2×1 para darle rotación a aquellas cosas que, tal vez, no se hayan vendido bien. También puedes ofrecer ventas cruzadas (como un pack de jabón y pasta de dientes) y ponerlas a la vista del consumidor. Es decir, no tengas temor a ofrecer un par de productos de distintas marcas juntos, tu propósito es vender más y atraer nuevos clientes.

La publicidad: es una herramienta sumamente necesaria para comunicar efectivamente tus ofertas, anunciar promociones, novedades y destacar nuevos productos o información de las marcas con las que trabajas. Ten en cuenta que eres un agente, un nexo entre la marca y el cliente. Si bien tus proveedores ayudan y proporcionan afiches, refrigeradoras, etc.; no llenes tu bodega con tantos anuncios; ten un balance y no satures a tu cliente con tanta difusión. Tener tus paredes libres y solo con algunos apoyos visuales hará que tu consumidor se sienta tranquilo, que no se estrese y garantizará su pronto retorno.

La iluminación: haz que tu bodega sea un ambiente agradable y confortable para el cliente, es decir que esté correctamente iluminado. Decide si necesitas luz blanca o luz amarilla, para esto ten en cuenta lo que a tu cliente le gusta. Si tus productos están iluminados, serán visibles y no se perderán en medio de las sombras. Ten anaqueles con luz, para que tu mercancía esté mejor expuesta, se verá atractiva y, como consecuencia, venderás más.

Siguiendo estos consejos, serás capaz de asesorar, ofrecer variedad y calidad y, sobre todo, fidelizarás a tus clientes.