Evita fraudes electrónicos

Estás navegando en la web y de pronto llega un correo electrónico de tu banco pidiendo que actualices tus datos en un enlace externo. Vas al enlace y completas el formulario. A los pocos días, revisas tu estado de cuenta del banco y hay montos que uno mismo no reconoce. Llamas a tu banco y preguntas y te responden que van a investigar el tema. Finalmente, te enteras que has sido víctima de un fraude electrónico.

A veces los fraudes pueden ser muy fáciles de reconocer. Muchos pueden pensar que ellos mismos nunca caerán en un engaño cómo el descrito en el párrafo anterior. Sin embargo, los estafadores, particularmente los electrónicos, siempre están encontrando nuevas maneras de engañar a las personas y robarles. Por ende, el saber cómo reconocer y prevenir el fraude electrónico es algo extremadamente valioso. A continuación, detallamos unos consejos para evitar caer en una estafa por medios digitales:

No abrir correos desconocidos y verificar la dirección de correo de la persona o institución que lo mandó: Solamente porque el nombre que aparece en el correo dice ser un familiar o nuestro banco no significa que lo sea. Las páginas web auténticas tienen certificados digitales que permiten conocer su identidad, por lo que uno debe asegurarse que la página es auténtica antes de proporcionar datos sensibles como usuario, contraseña o datos de su cuenta bancaria. Se recomienda ir a la página web principal del banco, empresa o servicio manualmente y definitivamente NO seguir enlaces que piden “actualizar sus datos” ya que los bancos nunca piden que uno proporcione datos personales actualizados por pérdida. A esta práctica se la conoce como “Phishing”, el cual invita a las personas a proporcionar datos personales (comúnmente de bancos) que terminan yendo a un delincuente que utiliza estos datos para retirar o transferir dinero. Adicionalmente, se recomienda no guardar la página del banco en sus favoritos ya que hay virus de computadora que redireccionan a una página que no es la de su banco.

Evitar utilizar computadoras compartidas para hacer transacciones de banco: Uno debe tener mucho cuidado al utilizar computadores compartidas, como en el caso de una cabina de Internet. Estas computadoras tienden a ser poco seguras, ya que su antivirus suele estar desactualizado o, peor aún, desactivado. La falta de un antivirus logra que programas tales como los keyloggers (programas que registran las pulsaciones que se realizan en el teclado, para posteriormente memorizarlas en un fichero o enviarlas a través de internet) funcionen y manden información reservada como, por ejemplo, tu número de cuenta o la clave de la cuenta a un delincuente. Resulta muy importante no dejar rastros de navegación o cuentas personales abiertas en computadoras compartidas, ya sea un emprendedor, cambista o quien sea.

Los fraudes electrónicos son algo que le puede ocurrir a cualquiera, pero se puede prevenir tomando unas cuantas precauciones. Una manera de prevenir el fraude electrónico es haciendo tus transacciones en casa. Uno siempre debe buscar que las páginas web sean seguras. En el DNI electrónico, por ejemplo, RENIEC proporciona certificados digitales para autenticar la identidad y firmar digitalmente documentos electrónicos. El Internet es una excelente herramienta, pero ésta debe utilizarse con mucho cuidado.