5 consejos para que tus hijos aprovechen su propina

Dar una propina semanal a tus hijos es el primer paso para enseñarles a ahorrar, invertir y distribuir adecuadamente su dinero.

¿Qué beneficios pueden tener tus hijos con una propina? Aquí te los contamos:

  1. Distribución: Si vas a darle plata a tus hijos, es recomendable que un 20 % se destine al ahorro y, el resto, a los gastos que ellos puedan tener, siempre y cuando sepas a dónde se va ese 80 % restante. Así, podrás saber los consumos que tienen, lograrás conocerlos más y será más sencillo orientarlos sobre sus finanzas personales.
  2. Invertir en experiencias: Con el dinero ahorrado, tus hijos deben tener una meta para alcanzar. Es recomendable que los objetivos que logren, a través del ahorro, los destinen a experiencias como salir a comer al lugar que les gusta, ir al cine en familia, jugar paintball, organizar un lonche con sus amigas, etc. De esta manera, tus hijos aprenderán a no ser materialistas y entenderán que la felicidad se alcanza a través de vivencias y compartiendo con los que más quieren.
  3. Emprender: A medida que tus hijos van aprendiendo sobre el gasto y el ahorro, siempre bajo tu supervisión y consejo, se puede ir introduciendo el concepto de negocio y del ahorrar para invertir. Sin necesidad de tener un gran capital, motiva a tus hijos a crear su propio negocio: vender limonada, brownies, galletas, chocotejas, etc., cosas que ellos mismos pueden hacer y ofrecer a los vecinos, familiares, compañeros, etc. Es una buena forma de enseñarles el valor del dinero y fomentar el emprendimiento desde chicos.
  4. Ser solidarios: Es importante aprovechar esta oportunidad para inculcar la solidaridad y compasión por el otro. Por ello, incentiva a los más pequeños de la casa a destinar un porcentaje de 10 % a la obra social que ellos deseen. Puedes investigar con ellos y, así, dejar que decidan a quién apoyar y/o dónde donar.
  5. Reflexión: Finalmente, aprovecha esta ocasión para reflexionar y conversar con tus hijos sobre la importancia de las finanzas personales y el uso responsable del dinero, para motivarlos a valorar el trabajo, el esfuerzo y ser siempre solidarios.

Siguiendo estas recomendaciones, tus hijos aprenderán no solo a gastar su propina, sino a ahorrarla, invertirla, distribuirla y disfrutarla de la mejor manera.