10 consejos para ahorrar en las compras de la casa

Llega la hora de almuerzo, abres la refrigeradora y te das con la sorpresa que no hay nada para comer. En ese mismo instante recuerdas que, ayer, quisiste lavar tu ropa y no había detergente. Esto quiere decir que es hora de hacer compras; pero ¿cómo y dónde hacerlas? ¿por dónde empezar? ¿debes conseguir todo sin excepción o correr a buscar las mejores ofertas para economizar lo más que se pueda?

Aquí te damos 10 consejos para ahorrar en las compras de la casa y así tener lo que necesitas, o más, a un menor precio.

  1. Programa tu menú: ¿recuerdas el famoso libro ‘¿Qué cocinaré?’? Pues bien, para evitar comprar más de lo que necesitas, siéntate con un lápiz y papel a crear un menú rico, variado y nutritivo que incluya todas tus comidas del día. Esto te ayudará no solo a mantenerte sano, sino a ahorrar tiempo y dinero. Asimismo, será el punto de partida para llevar un orden en tus compras.
  2. Haz una lista de compras: una vez que planeaste el menú escribe, ordenadamente, qué ingredientes necesitarás y sepáralos por categorías: frutas, verduras, carnes, no perecibles, etc. Finalmente a esa lista, agrégale los artículos de limpieza tanto personales, como de la cocina, baños, etc.; esto te permitirá organizar tus compras, saber qué cosas tienes en la casa, cuáles necesitas y te facilitará calcular tu presupuesto.
  3. Elabora un presupuesto: con tu menú y lista de compras hechos, destina un monto realista para poder cubrir todo; este deberá incluir: tus necesidades y uno o dos ‘gustitos’, costo de transporte, medio de pago que emplearás, promociones o cupones que utilizarás. Si tienes algún catálogo de ofertas del lugar donde piensas comprar; puedes recurrir a esos costos para calcular aún mejor tu presupuesto.
  4. Escoge dónde comprar: saber qué comprar en el mercado, en un supermercado y en un mayorista, es clave para evitar malgastar. Así, por ejemplo, las cosas que consumes habitualmente como el pollo, la carne y las verduras puedes conseguirlas en el mercado; los abarrotes en el supermercado y finalmente, los artículos de aseo y limpieza (como detergentes, papel higiénico y cera) al por mayor. De esta manera podrás sacarle mayor provecho a tu dinero y ahorrar en vez de comprar todo en un solo lugar.
  5. Establece un día: planifica qué día y con qué frecuencia harás tus compras. También evalúa la periodicidad que más te conviene: semanal, quincenal o mensual. Un error común es ir todos los días al mercado, supermercado o la bodega a comprar. ¿Por qué? La razón es simple; gastarás más y la tentación por comprar productos caros, antojos o cosas que no necesitas aparecerá.
  6. Compara precios: antes de hacer las compras, tómate un tiempo para comparar precios entre uno y otro supermercado, mercado o mayorista. Así, tomarás una mejor decisión de compra, sacarás buen provecho de tu presupuesto y tardarás menos en los establecimientos comerciales.
  7. Emplea las tres R: reduce, reúsa, recicla. ¿Cómo aplicas esta regla? Es muy sencillo: no compres más pan del que necesita, el arroz blanco del día anterior puedes incorporarlo a una sopa o guiso. Reúsa y recicla los pomos y envases de todos los productos que puedas como jabón líquido, lava vajillas, suavizante, etc.; de esta manera podrás comprar la versión recargable la siguiente vez y le sacarás el máximo provecho a esos artículos.
  8. No hagas el mercado con hambre: come antes de salir a hacer las compras; así evitarás estar probando y comprando todo lo que te ofrecen en el supermercado o mercado y no terminarás gastando más de la cuenta.
  9. Sé cauto con las ofertas: aprovechar el 2×1, el 3×2 o similares es útil cuando compramos productos no perecibles como: conservas, servilletas, atún, etc.; dado que vale la pena invertir un menor precio por estos cada cierta cantidad de meses. Sin embargo, si se trata de productos frescos o abarrotes, muchas veces el descuento no es lo que parece.
  10. Compra por internet: si eres de los que cuando va al mercado o supermercado, a pesar de tener una lista y presupuesto establecido, mete y mete cosas en el carrito; una tienda online es tu mejor opción. Cuando compras por internet, vas agregando tus productos a un carrito virtual que te permite ver, en tiempo real, cómo aumenta tu cuenta; ello te ayudará organizarte mejor y eliminar todo lo que no necesites.

Siguiendo estos consejos, podrás comprar más con menos, ahorrar y darte un gusto.